PINKY HAIR.

Ayer fui a la pelu a avivar mi tontería rubiez y a eliminar el tono verde que estaba adquiriendo mi pelazo a causa del cloro (ya os dije que ahora, al volver de correr me lanzo a la piscina y me dedico a hacer largos a la rana, por lo que el tono verdoso del pelo hacía que pareciese la mujer de Hulk).

Cuál fue mi sorpresa cuándo cojo el Vogue de este mes y me encuentro con esto:

Sigue leyendo